Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Joven y bella: niña de día, mujer también

16 de octubre de 2015, 17:19. Por: Pablo O. Scholz. Fuente: Clarín.

Joven y bella: niña de día, mujer también

Ampliar imagen


Una mirada exterior o superficial no comprendería a Joven y bellacomo lo que es en verdad. Isabelle no es que, de buenas a primeras, se prostituye aún siendo menor de edad. Isabelle no lo tiene todo, aunque parezca que sí, materialmente y en su hogar, con su madre, hermano menor y padrastro.

Pero no.

Isabelle es una joven -y bella, como reza el título- que siente que puede hacer lo que quiera. Y entre buscar sus propios límites a sus deseos, y ensancharlos y probar, se va metiendo en un espiral del que, se verá cómo y si lo logra, tratará de salir. Y cada espectador, al finalizar la proyección, concluirá cómo termina Isabelle.

François Ozon es, tal vez junto a su tocayo y compatriota Truffaut, uno de los realizadores que mejor ha sabido radiografiar a la mujer. Sus personajes femeninos no son siempre el mismo, ni enfrentan los mismos problemas, aunque el amor y la necesidad extrema, a veces, de afecto, es lo que los motoriza.

Aquí Ozon construyó a Isabelle sobre la base de que, según su óptica, las jóvenes están abiertas a un mundo de oportunidades con el que no saben cómo lidiar. Ha dicho el director de La piscina y 8 mujeres que así como Isabelle se vuelca a la prostitución, podría haberla abordado como una joven con anorexia. Le interesó esa etapa en que la mujer descubre su cuerpo, su femineidad y su poder. Isabelle prueba (vean cómo le sube el precio de sus servicios a un hipotético cliente) y se prueba. Todo es como nuevo para ella.

Salvo en las películas en las que se desboca un tanto, Ozon no es de sermonear y, menos, juzgar el comportamiento de sus criaturas. Y los giros que dan en sus acciones no sólo son inesperados, si no muy bienvenidos ante un cine cada vez más anquilosado.

Marine Vacth tiene un handicap. Es modelo, por lo que sabe cómo seducir a la cámara, y el tener poca experiencia como actriz no le impidió mostrarse como el personaje con naturalidad.

Un consejo: no lean el casting del filme, así se sorprenden por una aparición, rutilante e inesperada, a menos que sepan qué estrella participa de la película.

 

Fuente: Clarín